Verrugas genitales: Síntomas

imagen del aspecto en detalle de las verrugas genitalesSíntomas relacionados con las verrugas genitales

¿Cuáles son los síntomas de las verrugas venéreas?

Las verrugas genitales pueden aparecer de muchas formas distintas: pequeños bultos o elevaciones en la piel suaves al tacto, verrugas puntiagudas, o redondeadas, y pueden estar agrupadas en una misma zona, por ejemplo la zona vaginal o anal. Una de las formaciones en que suelen darse cuando las verrugas genitales aparecen agrupadas es en forma semejante al de la coliflor. A veces las verrugas genitales son muy pequeñas o demasiado planas como para detectarlas a simple vista.


También pueden desarrollarse el llamado "Ojo de pescado", que son pequeños granitos blancos en las zonas genitales, al fin y al cabo pequeñas verrugas.


Las verrugas genitales no suelen doler ni picar, aunque hay algunos casos en los que se describe picor, ardor, y quemazón.
Las verrugas genitales pueden aparecer aisladas. El color de las verrugas genitales suele ser carne o rosáceo, pudiendo también tender al color gris, pero lo normal es que sean del color de la piel.
Las verrugas genitales aparecen en la mayoría de los casos en zonas genitales.
En la mujer las verrugas genitales pueden aparecer en el interior de la vagina, exterior de la vagina, área perineal, uretra, cuello del útero (cuello uterino), y zona anal. Las verrugas genitales en el hombre no son menos probables. Las verrugas genitales en el hombre pueden aparecer en el glande (cabeza del pene), tronco, prepucio, escroto, zona anal y alrededores, ingles y a veces muslos.

Aunque no es común, también pueden aparecer en la boca, lengua, garganta, paladar, laringe, labios y zonas externas de la boca de la persona infectada.

Las verrugas genitales pueden crecer y aumentar en número con el tiempo, pueden también desaparecer solas. Hay que tratar las verrugas genitales cuanto antes, ya que al principio pueden tener 0.5 cm, pero si siguen creciendo pueden aumentar más de 2 cm.

El que no aparezcan verrugas genitales no indica que no se esté infectado por el virus del papiloma humano. Si no se tienen verruga y se está infectado por el virus del papiloma humano se dice que es una infección de HPV latente.


Síntomas generales:
Aparición de verrugas en los genitales.
Pequeños granitos blancos sin pus en el área genital, llamados "Ojo de pescado".
Lesiones superficiales de aspecto coloreado que han aumentado.
hiperpigmentación de la piel (rosa o gris)
Lesiones genitales.
Úlceras genitales.
Verrugas anales.
Lesiones vegetantes.
Aparición de verrugas alrededor del ano o zona genital femenina con forma de coliflor.
Humedad en la zona afectada por verrugas.
Picor de la vagina, escroto, ano o pene.
Aumento del flujo vaginal.
Sangrado vaginal no habitual.
Cambios en el aspecto de la piel en algunas zonas genitales.
Resultado anormal de un Papanicolaou.

Otros síntomas menos frecuentes que han sido descrito:
humedad en la zona afectada por verrugas genitales
Aumento del flujo vaginal
Aparición de prurito en el pene, ano o vagina
Sangrado durante las relaciones sexuales sin motivo aparente
La aparición de las verrugas genitales se pude ver acelerada por:
Quimioterapia
diabetes
VIH/SIDA
Enfermedad de Hodgkin
Administración de medicamentos para el rechazo de un trasplante de órganos.

¿Cuanto tardan en aparecer las verrugas genitales?

Las verrugas genitales suelen aparecer a partir del primer mes y medio, hasta seis meses, pero pueden tardar un año o incluso más tiempo. Puede variar entre un mes y dos años, como valores mínimo o máximo.
La infección comienza justo después de haber tenido contacto sexual con una persona infectada. contacto sexual inicial con una persona infectada.
Durante el contacto sexual el virus se aloja en la superficie de la piel, pudiendo quedar latente incluso durante años, por eso la aparición de verrugas genitales no indican que sea de una relación sexual en concreto, en el caso de haber tenido relaciones sexuales con otras personas anteriormente.




Tambien le puede interesar saber sobre las estrias